Desde mi Atalaya quisiera divisar, la paz del mundo, pero solamente veo, amargura y dolor.

martes, 19 de abril de 2011

Velas para la Señora

Las calles de la localidad estaban llenas de vecinos que no querían dejar sola a una de las imágenes más veneradas, la que escribe la historia de Huércal-Overa Algunos vecinos quisieron acompañara a una de las imágenes más destacadas de la localidad con velas blancas.
Los vecinos del municipio de Huércal-Overa se echaron literalmente a la calle el Domingo de Ramos por la tarde para acompañar a su Virgen del Río en una procesión en la que una vez más quedó de manifiesto el fervor y la devoción que por esta imagen hay en todo el término municipal, y es que en la misma queda patente que no importa el paso al que pertenezca cada uno sino lo que dicta su corazón.
Desde la Era hasta la Iglesia Parroquial cientos de vecinos acompañaron a la Virgen en una procesión que fue muy seguida también en el recorrido y en la que no faltaron las muestras de cariño con flores a la Virgen desde los balcones y las muestras de promesa con velas en el recorrido.
Muchos de los huercalenses seguro que recordarán esa tarde del Domingo de Ramos en la que pudieron portar a su Virgen a costales ya que las personas que lo hacen son todas aquellas que lo desean, en este desfile no hay costaleros del paso, sino los vecinos.
Una procesión con devoción y sentimiento que quedó reflejado además en la multitudinaria recogida en la Glorieta.
La Semana de Pasión en Huércal-Overa sigue hoy su camino y lo hace con una procesión del Paso Blanco, la del Cautivo, una estación de penitencia que a pesar de ser la que menos años lleva celebrándose ya ha conseguido reunir su grupo de fieles seguidores. Una procesión de penitencia en la que todo el que participa va a cara tapada y que es el preludio del día grande del Paso Blanco, que será el Jueves Santo.
Los vecinos aprovecharon la salida de la Señora para acompañarla con velas blancas, en algunas ocasiones debido a las promesas realizadas a la Señora a la que no quisieron dejar sola en su tarde de Domingo de Ramos. Además se trata de una de las tallas más veneradas de las que hay en esta localidad, tanto por los mayores como por los jóvenes.
Llama la atención que su cuerpo costalero está formado por hombres y por mujeres, siendo todos ellos residentes.
Patricia López Rojas / H-overa

1 comentario:

La Kiya dijo...

Que hermosa es nuestra Virgen del Rio. Unos la portan sobre sus hombros y los que estamos lejos sobre nuestro corazón.